sari, una maravillosa pieza de tela

Seis metros de tela. Eso no es todo lo que hay en el sari. Este vestido usado por millones de mujeres de la India es, con mucho, el más elegante. No es más que un equipo, sino un adorno, dándole gracia y glamour a la persona que lo lleva. Más importante aún, el sari personifica la continuidad de una tradición milenaria que ha resistido los embates de muchas culturas diferentes, para salir hoy como un símbolo visible de la resistencia, la continuidad y la intemporalidad de la forma de vida indígena.

El sari habla por sí mismo de muchas cosas. Cada crujido de esta prenda única tiene una historia que contar – historias tanto de felicidad y de tristeza. Para el sari ha visto todo. Ha compartido con el usuario, todos los matices de la experiencia humana – la alegría y la felicidad del matrimonio, así como el dolor de la separación, los placeres y la satisfacción de la maternidad, los tiempos felices cuando la vida tratados con amabilidad, los tiempos difíciles cuando la adversidad fue recibido con estoicismo indio típico.

El estado de ánimo, la ocasión, el evento todo se puede transmitir a través de la sari. El color refleja la ocasión. La manera es señales drapeadas la comunidad. Brocades hablar de los momentos felices, un evento de celebración – el nacimiento de un bebé, el matrimonio de un ser querido. Festivales vida Diwali o Durga Puja, son ocasión para llevar a cabo los sueños de colores en oro tejido en el medio vibrantes tonos del arco iris madejas de seda. Solemnes habla blancas de la muerte, de la partida de un ser querido. Para aquellos en la familia inmediata, indica un estado de duelo y para aquellos que vienen a ofrecer sus condolencias, es un signo de su empatía con los afligidos. Para la novia es siempre, en casi todas las comunidades, de un rojo brillante.